Este fin de semana estuve en Tabertet. Caminando montaña arriba me encontré en medio del camino un pájaro agonizando. Estaba tan enfermo que pude tocarlo sin que volara.
Se ponía el sol y las temperaturas empezaban a bajar en picado. No sobreviviría.

Pájaro enfermo.
Pone fin a tus penas
la noche helada.

0 comentaris: