Ayer en el dojo de Aikido pasé un frío glacial. Una temperatura ambiente de 2º C y una humedad altísima tuvieron la culpa. A la media hora de práctica no me sentía los pies.
Volvieron los tiempos de Morihei Ueshiba y su dojo del infierno.

noche de invierno.
andar por el tatami
hiela los pies.

2 comentaris:

Spiderman ha dit...

On fas Aikido? A la nevera? A les rodalies de Barcelona no feia tan fred, no? Potser és que el meu anyet a Alemania m'ha acostumat a les temperatures polars... m'he estaré convirtiendo en un pingüino? Será por eso que escribo posts defendiendo la filosofía del software libre?

Buk ha dit...

Eiiii, Spiderman.
A Mataró. En un moment en que em vaig fixar en la temperatura, el termómetre indicava 4 graus. Després em van confirmar que haviem arribat a estar a 2 graus.
Brrrrrrrrrr